Como os hemos contado en otros post, el agua necesita ser tratada para que la puedan consumir humanos y animales. Esto se hace en las plantas depuradoras de aguas residuales.

Las plantas depuradoras de aguas residuales son instalaciones que se encargan de tratar y purificar las aguas residuales antes de ser devueltas al medio ambiente. Estas plantas son esenciales para la protección de los recursos hídricos y la prevención de la contaminación.


¿Cómo es el proceso de depuración de aguas residuales?

El proceso de depuración de aguas residuales consta de varias etapas. En primer lugar, se lleva a cabo un proceso de separación sólido-líquido, en el que se eliminan los sólidos y los materiales flotantes del agua residual. 

A continuación, se somete el agua residual a un proceso de tratamiento biológico, en el que se utilizan microorganismos para descomponer los contaminantes orgánicos. Posteriormente, se lleva a cabo un proceso de decantación, en el que los lodos se asientan en el fondo del tanque y se eliminan del proceso. 

Por último, se realiza un proceso de desinfección, en el que se eliminan los microorganismos patógenos y se garantiza la seguridad del agua antes de su devolución al medio ambiente.


Tipos de plantas depuradoras de aguas residuales

Existen diferentes tipos de plantas depuradoras de aguas residuales, cada una con sus propias características y capacidades. Las plantas de tratamiento de aguas residuales más comunes son las plantas de lodos activados, las plantas de lecho bacteriano, las plantas de membrana y las plantas de tratamiento físico-químico.

Las plantas de lodos activados son las más utilizadas en todo el mundo. En estas plantas, se mezcla el agua residual con lodos activados, que son microorganismos que descomponen los contaminantes orgánicos. Los lodos activados se mantienen en suspensión mediante la aireación, lo que permite una mayor oxidación y una mayor eficiencia en la eliminación de contaminantes.

Las plantas de lecho bacteriano utilizan medios filtrantes para retener los contaminantes y fomentar la actividad de los microorganismos que los descomponen. Los medios filtrantes pueden ser piedras, grava o arena, y proporcionan una superficie de crecimiento para los microorganismos.

Las plantas de membrana utilizan membranas semipermeables para retener los contaminantes y permitir que el agua purificada pase a través de ellas. Las membranas pueden ser de diferentes tipos, como membranas de microfiltración, ultrafiltración, nanofiltración y ósmosis inversa.

Las plantas de tratamiento físico-químico utilizan procesos químicos para precipitar y separar los contaminantes del agua residual. Estos procesos incluyen la coagulación, la floculación y la sedimentación, y se utilizan para eliminar los contaminantes no biodegradables.

En Iberaqua ayudamos a nuestros clientes al control de las plantas depuradoras de aguas residuales, las cuales son esenciales para proteger la salud pública y el medio ambiente. Son una parte vital de la infraestructura de tratamiento de aguas residuales y contribuyen a mejorar la calidad del agua en todo el mundo. ¿Necesitas saber más?

plantas depuradoras

CONTACTO

SERVICIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE

📧 sac@iberaquaservicios.com

📞 MÉRIDA ~ 924 849 216

📞 VEGAS ALTAS ~ 924 849 216

📞 HUELVA ~ 959 462 677

DELEGACIONES

📍 MÉRIDA

📍 VEGAS ALTAS

📍 HUELVA

¡SÍGANOS!

BLOG

AVISOS LEGALES

INSTALACIÓN DE SISTEMAS DE RIEGO EN BADAJOZ