Iberaqua se ha embarcado en nuevo proyecto de envergadura con la realización de un sistema de riego de un invernadero de más de 2,5 hectáreas de superficie. Se trata de un invernadero especializado en el cultivo de flores y plantas ornamentales y cuyo sistema de riego cuenta con la tecnología más puntera aplicable a este tipo de instalaciones.

El sistema consta de una mesa de fertirrigación que servirá para controlar diversos parámetros agroclimático, fundamentales para el cultivo eficaz, y un panel de inyección de abono mediante un sistema de venturis automáticos. Todo ello en inoxidable y panelado con un cuadro sináptico de la instalación.

Este procedimiento permitirá fertirrigar a las dosis necesarias los sectores más convenientes del invernadero, detectando las zonas que necesiten una cantidad y las que necesiten otra distinta. De esta forma se conseguirá optimizar los recursos, y no sólo los hídricos sino también la cantidad de energía empleada y el abono utilizado.